Lifestyle

¿Y si el secreto para ser feliz fuera ser egoísta?

En una pareja, no solo se trata de tener compromiso, también hay que compartir sacrificios. Sin embargo, según los investigadores de la Universidad de Arizona, Estados Unidos, es mejor pensar en sí mismo y su moral antes de embarcarse en tareas exigentes relacionadas con la vida familiar.

Según subraya el estudio, hacer sacrificios aumentaría el nivel de estrés, afectando a la participación de los miembros de la pareja en la relación y se convertirían en una gran pelea.

Los sacrificios pueden ser un motivo de ruptura

Los sacrificios pueden ser un motivo de ruptura

Todos esos pequeños sacrificios que no nos hacen bien

Totenhagen Casey y su equipo de investigadores de la Universidad de Arizona estudiaron 154 parejas, casadas o no, cuya relación se extendía desde los seis meses a 44 años. Se pidió a los miembros de la pareja que describiesen todas sus actividades diarias, el tiempo que pasa con sus amigos, el tiempo que dedicaba a los niños o el tiempo que dedicaba a las tareas domésticas. Luego, los investigadores les pidieron que identificaran cuáles de estas actividades consideraban para ellos mismos como “sacrificios, es decir, en la mayoría de los casos, las tareas más comunes soportadas por su pareja, pero a las que tenían que hacer frente.

Después de que todos los participantes hubieran respondido a estas preguntas, los científicos han puesto en duda la calidad de su día a día, los inconvenientes que se presentan y cómo había afectado a su estado de ánimo. Por último, una sección estaba reservada a sus sentimientos hacia sus parejas para definir cuáles son sus sentimientos hacia ella de lo habitual y saber cómo se sienten comprometidos y satisfechos con su relación. Se destaca que los sacrificios que se hacen fueron leves y sin importancia en cuanto a la forma en que podrían afectar la relación. Sin embargo, cada uno tenía un impacto significativo sobre los sentimientos hacia su pareja.

Los días en que la gente estaba muy estresada, estos sacrificios no eran rentables en absoluto, porque se convirtieron en una gota de agua a punto de desbordar el vaso” justifica Casey Totenhagen ante el Daily Mail, y agregó: “Si usted acaba de pasar un día estresante, y también hay que hacer sacrificios por su pareja cuandollega a casa, esto se sumará a su mal estado de ánimo“. Para remediar el problema, Totenhagen cree que los miembros de la pareja deben repartir tareas en función de su ánimo. “Es importante que las parejas se adapten durante esos días que son más estresantes que otros. Esto puede parecer trivial, pero son las pequeñas cosas que hacen que la relación vaya mejor o peor“, este sería el secreto de una relación de pareja duradera.

Vía

Pour bien vivre à deux, il suffit d’être égoïste!

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com