Coches de lujo

Volvo XC90

El Volvo XC90 es un todo terreno indicado para circular principalmente por carretera y ocasionalmente por el campo. En carretera va muy bien. La suspensión no es blanda, pero tampoco incómoda. Con el motor Diesel D5 de 163 CV, que es muy suave, tiene unas prestaciones razonables y gasta poco (tabla comparativa de prestaciones y consumo). Entre la versión Diesel de 163 CV y el 2.5T gasolina de 209 CV se aprecia al volante una diferencia de prestaciones importante.

La versión más potente es el Volvo XC90 T6 con motor gasolina de seis cilindros, dos turbocompresores y 272 CV. Tanto el 2.5T como el D5 tienen caja de cambios manual de cinco marchas, pero opcionalmente pueden llevar el cambio automático «Geartronic» de cinco marchas con mando secuencial. El T6 sólo está disponible con el cambio «Geartronic», pero de cuatro velocidades.

El Volvo XC90 es un tracción delantera con eje trasero conectable automáticamente mediante embrague Haldex, es decir, puede actuar con tracción a las cuatro ruedas. La transmisión, el escaso recorrido de la suspensión y el tipo de neumático son las causas de que en campo esté más limitado que coches como un Range Rover, un Mitsubishi Montero, un Toyota Land Cruiser o un Volkswagen Touareg. Volvo ha desarrollado el Volvo XC90 a partir de la berlina S80; por tanto, tiene motor delantero transversal.

Volvo XC90

Volvo XC90

La carrocería mide 4,8 metros de largo; más que otros modelos similares como el BMW X5, el Mercedes ML o el Lexus RX300. A diferencia de éstos, puede transportar hasta siete personas, con dos asientos suplementarios que son parte del equipo opcional y cuestan 1.500 €.

La versión de siete plazas tiene una tercera fila de asientos con desplazamiento longitudinal que se repliegan en el maletero. El coche me ha dado una favorable impresión de calidad, aunque encuentro algunos remates por pulir. El equipamiento de serie es muy completo y puede llegar al nivel de una berlina de lujo gracias a las numerosas opciones disponibles.

Volvo ha tenido especial precaución contra el vuelco en su primer todo terreno. El techo está muy reforzado y tiene un sistema, denominado RSC (Roll Stability Control), que detecta el riesgo de vuelco y trata de evitarlo mediante el control de estabilidad.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com