Lifestyle

Tratamientos para el acné

Según el acuerdo unánime de los especialistas en la piel, todos los expertos afirma que el acné tiene curación. No obstante, en la actualidad sigue siendo la cruz de los adolescentes. En este artículo proponemos remedios naturales que ayudan a eliminar este problema, que en muchos casos rebasa las edades de pubertad y se incorpora en el adulto. Os ofrecemos tratamientos para el acné. Hasta hace poco el acné ha sido considerado como una alteración sin importancia de la piel juvenil, no adquiría el rango de enfermedad, en la actualidad, se sabe que es una enfermedad de la capa intermedia de la dermis, concretamente de las glándulas pilosebáceas. Cada pelo de nuestra piel posee anexa una glándula productora de grasa. En condiciones normales, éstas producen una cantidad equilibrada de materia grasa, esencial para la protección de nuestra piel. El acné consiste en una alteración de este equilibrio aumentándose de forma exagerada la producción de grasa. Cuando esta grasa se acumula en la glándula y el poro se cierra se forma un grano que al abrirse por la presión de la grasa a parece el punto negro. En casos más graves, el organismo intenta defenderse y circunscribe la grasa a una bolsa, dando lugar a pequeños quistes que pueden provocar lesiones permanentes.

La razón de porqué el acné está ligado a la adolescencia se debe a que el estímulo de las hormonas sexuales ejerce una alteración de las glándulas sebáceas. Pero esta probada vinculación no implica que los adultos se libren definitivamente del problema. El acné adulto, que afecta sobre todo a mujeres entre 25 y 30 años, se liga a desequilibrios hormonales e incluso al tratamiento con determinadas tipos de píldoras anticonceptivas (que contienen progesterona). También algunos problemas actuales como la contaminación ambiental, ejercen un impacto negativo en la evolución de esta enfermedad. Aumentan los casos juveniles, pero también su límite de edad: si hasta ahora se hablaba de los 22 años como edad media de la desaparición de esta alteración, en años venideros el listón podría situarse entre los 25 y 30 años.

Desde el punto de vista médico, se distinguen ocho niveles de acné. Obviamente, en la realidad estas fases se superponen y mezclan entre sí, pero podemos hablar desde un estadio leve, caracterizado por los puntos negros antiestéticos pero no temibles y que difícilmente provocan una inflamación, hasta del más grave, con deformaciones de pus y en el que las lesiones son tan profundas que dejan cicatrices permanentes.

Tratamientos para el acné

Tratamientos para el acné

Para un tratamiento adecuado del acné, a parte de la toma de determinados complementos naturales y aplicación de una buena crema antiacnéica, es importante seguir algunos consejos:

  • Evita tocar o reventar los granos con las uñas.
  • Evita el uso de peelings muy agresivos y las lociones alcohólicas que desequilibran el estado de la piel.
  • Olvida el uso de cremas hidratantes, leche limpiadoras y nutritivas. Su poder oclusivo empeora el estado del acné.
  • No intentes disimular los granos con fondo de maquillaje, ya que éste evita una adecuada transpiración.
  • Evita largas exposiciones al sol, el bronceado produce melanina y el estrato córneo se espesa. Así se obstaculiza la salida de grasa de folículo pilosebáceo con la consecuente formación de granos bajo la piel, ahora bien, una vez eliminado el problema de acné, si es importante el bronceado para ayudar a desaparecer las señales y marcas.
  • Evita el estrés, las alteraciones nerviosas aumentan la producción de hormonas que altera el funcionamiento correcto de las glándulas sebáceas.

Un tratamiento para el acné adecuado pasa por una toma de complementos y un tratamiento externo. En primer lugar los complementos que favorecen a que el acné desaparezca son la lecitina de soja, la levadura de cerveza, el germen de trigo, el betacaroteno, el própolis, la zarzaparrilla y la bardana. La lecitina de soja combate el acné y la formación de puntos negros gracias a su papel regulador de la absorción de grasas, la levadura hace una función depurativa de la sangre, el germen de trigo hidrata por dentro gracias a su riqueza en vitamina E. El betacaroteno es el precursor de la vitamina A, responsable del buen aspecto de la piel, el própolis es uno de los mejores recursos de la dermatología en el tratamiento del acné ya que su efecto bactericida y antiinflamatorio aplicado externamente o tomado es muy efectivo.

Por último, la zarzaparrilla y la bardana son plantas depurativas y antisépticas que en infusión o gotas ayudan al tratamiento interno.

Soluciones para el acné juvenil

Soluciones para el acné juvenil

En el tratamiento externo, lo más importante es una buena limpieza, para ello te recomendamos el uso de COPAIBA, un jabón de barra que ayuda a extraer con gran eficacia los puntos negros. Mascarillas de arcilla 2 veces por semana para el efecto de absorción de grasas. Lávate el rostro dos veces al día con jabón de arcilla y después aplícate una crema lenitiva a base de óxido de zinc o azuleno, por ejemplo la de la casa “L´herbolario” distribuida por Casa Santiveri. Por último una vez por semana realiza unos vahos con manzanilla durante 10-15 minutos y aplícate una mascarilla con enzimas vegetales, como la de la línea Dr. Grandel de Santiveri. No frotes; elimina la mascarilla con abundante agua.

Si sigues estas sencillas normas, verás como en poco tiempo lucirás un rostro bonito y sobre todo, exento de espinillas y puntos negros.

No Responses

  1. Pingback: Acné 01/03/2014

Leave a Reply

[an error occurred while processing this directive]
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies