Cultura

Quería ir a Bruselas, pero el GPS la llevó a Zagreb

Tan loco como suena, una persona mayor belga llegó hasta Zagreb (en Croacia) con su coche sin darse cuenta. En realidad quería ir a Bruselas. Lo curioso es que Sabine Moreau tuvo que pasar por varios países antes de darse cuenta de que tenía que volver.

Sabine Moreau es una señora de Erquelines, en la región belga de Valonia, tenía que ir a Bruselas el 5 de enero. Pero un momento de distracción y un GPS defectuoso la llevó a… Zagreb, ¡Croacia!

“Quería encontrarme con un amigo en Bruselas”

¿Por qué Sabine Moreau estaba tan lejos de casa el 5 de enero de 2013? “Quería encontrarme con un amigo en Brusleas, él volvía de vacaciones“, dijo a La Nouvelle Gazette. Para ello, la anciana, que no suele ir a Bruselas, tuvo que levantarse a las cinco en punto de la mañana. En coche, sólo hay 74 kilómetros de distancia entre Solre-sur-Sambre, en Erquelines, y la capital belga. “Me monté en el coche de mi hija, un Golf, para ir a Bruselas. Activé el GPS e introduje la dirección“, dijo.

Sabine Moreau terminó en Zagreb siguiendo las instrucciones del GPS de su coche, ella quería viajar a Bruselas.

Sabine Moreau terminó en Zagreb siguiendo las instrucciones del GPS de su coche, ella quería viajar a Bruselas.

“Vi carteles en francés y en alemán”

Pero después de cierto punto, Sabine Moreau comienza a ver las señales de tráfico en diferentes idiomas. “Vi carteles en francés y alemán, ni lo pensé, yo seguí mi camino“, dijo. Llegado este punto hay que añadir otra frase que aparece en el periódico, “ya he tenido otras veces problemas con el GPS“. Pero, haciendo caso omiso de los carteles indicadores, siguió su camino. Y así fue como a base de tenacidad, Sabine llegó a Croacia. “Fue entonces, cuando pasé Zagreb, que me dije que tenía que dar la vuelta“, dice ella.

Hay que tener en cuenta que la ruta en coche más corta entre Solre-sur-Sambre y Zagreb es de 1325 kilómetros. Por lo tanto, Sabine Moreau habría cruzado Alemania, Austria y Eslovenia antes de cruzar la frontera con Croacia. Y aunque es verdad que todos los caminos llevan Roma, hay que admitir que es un trayecto un poco largo para un viaje de sólo 74 kilómetros.

No lo hizo sola, la culpa la tuvo su GPS

Aunque esta historia pueda sonar a broma, la familia de Sabine Moreau estaba seriamente preocupada. “No hay respuesta, ella nunca contesta el teléfono. (…) Mi madre es bastante autónoma, sabíamos que tenía que ir a Bruselas, y que el hombre que iba a recoger había regresado a casa por sus propios medios. Fue entonces cuando empezamos a preocuparnos“, dijeron los hijos de Sabine Moreau.

La policía fue notificada de inmediato. La casa de la anciana fue registrado y no encontraron ningún objeto desaparecido. Afortunadamente, la policía belga tuvo la idea de rastrear los gastos bancarios Sabine Moreau para tratar de localizarla. Fue entonces cuando descubrieron el viaje de la abuela, que no parece guardarle rencor a su GPS, ya que lo utilizó para encontrar el camino de vuelta a casa.

Vía

Elle veut se rendre à Bruxelles, mais se retrouve à Zagreb à cause de son GPS

Leave a Reply

[an error occurred while processing this directive]
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies