Masaje facial, años de juventud

Nuestros abuelos no se equivocaban cuando decían aquello de que ‘la cara es el espejo del alma‘, pero cabría añadir algo más, ‘y de los años’, ya que éstos pesan sobre el rostro y son reflejo de tensiones acumuladas. Sin embargo, en la estética, el tiempo pasa para bien y hoy se presentan soluciones que son sinónimo de fuente de juventud. Una de estas propuestas estéticas es el masaje facial con un campo de beneficios polivalentes.

La mejora de la microcirculación cutánea es uno de ellos, lo que contribuye a unificar el tono de piel, siendo su irregularidad uno de los primeros signos del envejecimiento. Otra de las ventajas de este masaje es lograr fortalecer los músculos y eliminar, de este modo, la flacidez. La pérdida de tonicidad muscular es uno de los factores que explican la relajación de los tejidos de manera profunda y duradera, como podría ocurrir en cualquier otra parte del cuerpo.

A medida que los músculos faciales pierden elasticidad son más sensibles a los efectos de la gravedad a largo plazo. Curiosamente, los rostros son una morfología redondeada se ven más afectadas por el relajamiento de los tejidos, mientras que los rostros angulosos son más sensibles a la problemática de las arrugas. Gracias al masaje facial podemos devolver la contracción al músculo recuperando su firmeza, así como alisar las arrugas.

Masaje facial

Masaje facial

Los pasos a seguir en el masaje facial son los siguientes:

1. DINAMIZAR: Después de limpiar perfectamente el cutis, efectuaremos con la yema de los dedos golpes suaves y en seco por todo el rostro. Insistir en la parte de las mejillas.

2. TONIFICAR: Pequeños pellizcos tónicos y rápidos utilizando el pulgar y el índice. La zona que requiere mayor tonificación serán el cuello y la línea exterior del rostro.

3. DRENAR: Aplicaremos el suero o tónico desde la parte central del rostro hacia la cara exterior del mismo. En el cuello realizaremos un movimiento ascendente hasta el mentón.

4. ALIGERAR: Con la yema de los dedos mayores realizaremos un masaje con presión constante desde el mentón hacia arriba. Utilizaremos los pulgares para el contorno facial.

5. ALISAR: La crema se aplica alisando firmemente hacia el exterior en el cuello y la frente, con las manos en posición horizontal y en posición vertical para el mentón y las mejillas.

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies