Limpieza de cutis también para nosotros los hombres

Con el paso del tiempo, el cutis va acumulando impurezas, células muertas o puntos negros. Periódicamente se recomienda realizar una limpieza para eliminarlos y que la piel recupere toda su vida y brillo.

Una vez al mes, es un buen periodo para realizarla. En caso de no ser necesario o resultar excesivo, tres meses es un periodo prudente. A ser posible, sería óptimo hacer coincidir este periodo con el cambio de las estaciones climatológicas. Los factores climáticos causan mella en la piel, el calor y el sudor al igual que el frío deja huellas que son convenientes eliminar para recuperar la piel y poder lucir un cutis impecable y sano.

AUTOMASAJES EN LA CARA PARA GANAR ELASTICIDAD

Es recomendable practicar unos automasajes en la cara diariamente. Al menos durante cinco minutos al día para ganar con ellos elasticidad. Para ejercitar los mofletes hay que reírse de oreja a oreja, fruncir el ceño y encoger la nariz. La frente se ejercita levantando las cejas y abriendo mucho los ojos. Para estos hay que girarlos y mirar de reojo, además de cerrarlos y abrirlos alternativamente.

El girar la cabeza de derecha a izquierda y avanzar la mandíbula con un movimiento enérgico son dos ejercicios para el cuello. Bostezar, mover y torcer la boca de derecha a izquierda junto al acto de hinchar las mejillas como si se soplaría son suficientes para ejercitar los labios. La lengua es fundamental para el ejercicio de barbilla, sacándola todo lo posible. También sentarse erguido y avanzar el labio inferior y la mandíbula.

CUIDAR EL ROSTRO

Los músculos faciales precisan de un entrenamiento que también sirve para realzar las expresiones de la cara. Estas técnicas están destinadas a aquellas mujeres en las que la flaccidez aún no es evidente. Primeramente es importante desmaquillar la cara y el cuello diariamente. También hay que utilizar un tónico reafirmante, en pequeños toques, por la zona del rostro y el cuello.

Hay que aplicar una crema reafirmante y emplear una mascarilla tensora. Esta se puede comprar o hacerla en casa. Una receta casera es rallar dos zanahorias, mezclarlas con una cucharada de fécula de patata y una yema de huevo. Luego hay que aplicar durante veinte minutos. Y al final la mezcla debe retirarse con agua.

consejos para rejuvenecer la piel masculina

consejos para rejuvenecer la piel masculina

MITOS DE LA PERILLA

La perilla se ha relacionado con hombres muy viriles y que siempre se han movido por los bajos fondos. Es el caso de los piratas caribeños. Pero por otra parte existe un contrapunto más romántico. El de los caballeros del siglo XVIII. La perilla pasó a convertirse en un embellecimiento de estos. El héroe de Alejandro Dumas, el mosquetero D´Artagnan, es su más fiel exponente. El poeta español Gustavo Adolfo Bécquer fundió con su poesía y aspecto ambas visiones.

Pero su origen se pierde en la noche de los tiempos. Es tan viejo como el momento en que el hombre descubrió las técnicas de afeitado. Su perfección comenzó con la utilización de cuchillos de bronce por parte de los egipcios. Los faraones y los reyes persas e hititas fueron los primeros en ser representados con perilla.

LA PERILLA EN ESPAÑA

Fue en el siglo XVII cuando la perilla se introdujo en la estética masculina española. Se trató de un cambio radical. Durante el siglo anterior el pelo se llevó corto y la barba poblada. El mejor ejemplo está en los retratos de hidalgos castellanos que pintó El Greco.

Por el contrario, en el siglo XVII se impusieron los cabellos negros. El referente son los cuadros del Conde Duque de Olivares pintados por Velázquez. La cabellera estaba formada por numerosos bucles y rizos. Además, las barbas quedaron reducidas a perillas. Las dos generaciones de escritores españoles más famosas, las de 1898 y 1927, también pusieron de moda este tipo de adorno estético, añadiéndole un marcado carácter cultural.

Responder

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies