Cultura

Las excentricidades de los famosos en vuelos privados

Muchas estrellas no vuelan en aviones comerciales, utilizando los servicios de empresas de aviones privados. Una de ellas, dio a conocer algunos de los pedidos especiales de las celebridades. Conócelos, a continuación.

Para algunas celebridades, viajar en una compañía de aviación comercial está fuera de la cuestión. Algunos compran sus propios aviones y otros recurren al servicio de las empresas privadas, evitando así las colas de los aeropuertos, algunos de los fans más entusiastas y, sobre todo, a los paparazzi. Una compañía estadounidense ha compartido las peticiones más extravagantes de los famosos que transporta.

Los servicios de JetSmarter (una aplicación para reservas de aviones privados) son buscados por muchas estrellas de cine y de televisión alrededor del mundo pero, sobre todo, de los Estados Unidos. Entre sus clientes están celebridades como Kim Kardashian, Jamie Foxx, Jenny McCarthy y Fergie, por ejemplo.

A pesar de tener una tarifa anual fija de 10.000 dólares, unos 9.400 euros, que permite viajes ilimitados, la compañía también suele ser buscada para responder a los requisitos especiales de una clientela exigente. Algunos de estos pedidos han sido ahora revelados, aunque no podremos saber quién pidió qué.

Hay quien prefiere viajar en la oscuridad total, mandando a bajar todas las persianas, también ha habido quien mandó llenar el avión de coronas-imperiales (flores blancas), o quien llegó a especificar que sólo quería comer Doritos con sabor Cool Ranch y beber agua aromatizada de la marca Sparkling Ice con sabor a kiwi fresa; otros, son bastante selectivos con la elección musical para la tripulación; por ejemplo, un cliente requirió escuchar la música del pianista Liberace durante todo el viaje.

Otros prefieren utilizar los vuelos para fines más prácticos, como por ejemplo la celebridad que todas las semanas, a través de los Estados Unidos, viaja con diseñadores para experimentar a bordo los modelos que va a utilizar. También lo hizo una estrella que mandó traer un avión de Nueva York hasta el sur de la Florida para poder conseguir su teléfono móvil (que había olvidado en la aeronave). Incluso, una celebridad, en cierta ocasión, llenó el avión con maletas repletas de la ropa que compró y la compañía se encargó de entregar todo en su casa.

Una pareja pidió un vuelo de seis horas, sin destino y que terminó donde empezó, para disfrutar de tratamientos de spa a bordo, especialistas en el cuidado de la piel, servicios de manicura y pedicura, mientras disfrutaban de un vino caro y comida de un famoso chef que cocinó para ellos; por si fuera poco, durante una hora asistieron a un concierto exclusivo de un famoso cantante de ópera que viajó a bordo. La excentricidad les costó la mínima suma de 10 millones de dólares.

Pero esto no es todo, la compañía asegura que algunos de sus clientes han pagado para transportar a entrenadores de perros especializados y otros para tener a quien les preparara la comida del día, trayendo, incluso, chefs reconocidos internacionalmente como los mejores en su ramo.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com