Cultura

Las 5 mujeres más ricas de todos los tiempos

En este blog ya hemos presentado a los hombres más ricos del mundo. Ahora, toca el turno de las mujeres; pero, en este caso, las mujeres más ricas de todos los tiempos. Echa un vistazo:

Isabel de Castilla

Época: 1451-1504

País: España

Como una de las monarcas más ricas del mundo, se consolidó, así mismo, como una de las reinas más poderosas de todo el continente europeo. En el momento de su muerte, la corona de Castilla tenía una renta anual de alrededor de 1,45 millones de ducados. Isabel y Fernando extendieron su imperio, uniendo a España en un solo reino, reclamando la soberanía sobre la península Ibérica y conquistando vastos territorios en el Nuevo Mundo. También gobernó en una época de gran crecimiento en la industria textil y maderera de España; y poseía personalmente algunas de las más valiosas joyas y tapices de su época.

Cleopatra

Época: 69-30 a. C.

País: Egipto

Cleopatra, una de las mujeres gobernantes más famosas del mundo, es recordada tanto por su riqueza como por sus habilidades de manipulación política. Como reina de Egipto controló algunas de las mayores industrias de la nación de la época, como la del trigo, del papiro y los ungüentos, lo que le garantizaba una renta anual de 12 a 15 mil talentos egipcios. Su riqueza fue estimada en alrededor de 95,8 millones de dólares. Sin embargo, Cleopatra no era capaz de sostener con su propio bolsillo su vida de lujo, además, prestaba mucho dinero de líderes extranjeros para financiar las varias guerras que libró durante su reinado.

Representación de Cleopatra, una de las mujeres más ricas de todos los tiempos

Catalina la Grande

Época: 1729-1796

País: Rusia

El apodo de Catalina no puede referirse sólo a su poder político, sino también a su fortuna, que equivaldría en la actualidad a cerca de 1,5 billones de dólares. Fue la mujer que gobernó, por más tiempo, la federación de Rusia – históricamente uno de los imperios más grandes en términos de territorio –; teniendo, así mismo, bastante autoridad sobre la Iglesia Ortodoxa Rusa, que controlaba alrededor de un tercio de los siervos del imperio. Aunque comenzó su reinado teniendo en mente reformas liberales, como liberar a los siervos, Catarina cambió de idea después de una revuelta popular en 1773. Mientras que la mayoría de los rusos no mejoró su forma de vida durante el reinado de Catalina, la reina llevó a su nación a algunas de las más ambiciosas expediciones militares y proyectos culturales del imperio.

Hatshepsut

Época: 1507-1458 a. C.

País: Egipto

Para reinar como la primera mujer faraón de Egipto, Hatshepsut trabajó duro para convencer a sus súbditos de que su reinado era voluntad de los dioses. Y ¿quién podría culparla?; ya que se encontraba en juego el control de las minas de oro que aportaban a Egipto, cada año, el equivalente a 2 mil millones de dólares. De hecho, permanece como la mujer más rica en gobernar en la historia de Egipto. Hatshepsut subió al poder después de la muerte de su esposo y hermano, Tutmosis II. Durante las dos décadas de su reinado, gobernó uno de los más vastos imperios del mundo antiguo, con un territorio que superaba las fronteras de Egipto y llegaba hasta el Oriente Medio, además de controlar minas con grandes reservas de oro, cobre y piedras preciosas.

Emperatriz Wu

Época: 624-705

País: China

Wu se convirtió en la mujer más rica de todos los tiempos, pero eso le costó la sangre de su propia familia. Esta emperatriz china subió al poder como concubina de dos emperadores de la dinastía Tang, el padre y el hijo. Cuando el hijo, Gaozong, llegó al poder, Wu fue implacable en la eliminación de rivales para ganar su atención; incluso, mató a su propia hija, de una semana de vida, y atribuyó el crimen a una de las principales consortes de Gaozong, la emperatriz Wang, que fue arrestada y ejecutada. Cuando el emperador murió, Wu obligó a sus propios hijos a abdicar del trono y fue nombrada administradora de la corte, una posición equivalente a la de emperador. Sus tácticas llevaron al éxito a la economía china: durante su reinado, de quince años, el imperio se convirtió en uno de los más grandes de su tiempo, extendiéndose hasta Asia central. La riqueza nacional floreció gracias al comercio de té y seda con naciones occidentales, a través de la Ruta de la Seda.

 

One Response

  1. marilis 10/09/2018

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com