Cultura

La historia y la belleza de los cristales de Baccarat

La historia de la empresa comienza en el año de 1775 en la región francesa de Lorena, en la pequeña ciudad de Baccarat. En este año, el rey de Francia Luis XV, autorizó al Obispo de Metz, Louis de Montmorency-Laval, establecer en el lugar una verrerie – fábrica de artículos de vidrio – bautizada como “Verreries Sainte-Anne”.

La fábrica sólo se convirtió en una cristallerie – fabricación de artículos de cristal – en 1816, cuando el empresario Aimé-Gabriel d’Artigues, propietario de empresas del mismo ramo en Bélgica, se hiciera cargo de los negocios de la antigua fábrica, que había entrado en bancarrota.

Otro hito fue la apertura de la primera tienda de Baccarat en París, en el año de 1832. También vale destacar, a título de curiosidad, que la Maison fue la primera fabricación de cristal francesa en presentar elementos de lustrerie – piezas magníficas de lámparas de araña de cristal – desde 1824. Además, gracias a su historia ligada a la monarquía francesa y su excelencia en la producción de artículos de lujo de cristal, la empresa de Baccarat produjo piezas para numerosos reyes de Francia, terminando con los últimos representantes de la monarquía en el país, Luis XVIII, Carlos X y Luis Felipe.

Actualmente, la marca continúa produciendo cristales en la forma de objetos tradicionales, los llamados arts de la table – piezas como vasos, copas, floreros y candelabros – arañas grandes y pequeñas, además de objetos de arte y decoración y joyas. Estas últimas piezas se diferencian de la otra gigante de cristal, Swarovski, por tener un acabado moderno pulido y suave, mientras que la marca austriaca casi siempre utiliza la lapidación de uso múltiple tradicional.

Entre las piezas contemporáneas destacadas de Baccarat, están aquellas creadas por el también francés Philippe Starck. De hecho, una de las frases por las que se conoce a este artista del cristal es:

“Du sable naît le cristal, du cristal naît la lumière, de la lumière naît le rouge du rouge naît l’Amour.”

Philippe Starck

“La arena nace el cristal, del cristal nace la luz, la luz nace el rojo, del rojo nace el Amor.”

Philippe Starck

Hace especial énfasis en el color rojo, ya que es curioso que gran parte de las piezas de la Maison, sobre todo las arañas, independientemente de su tonalidad, cuentan con un cristal rojo en algún lugar, ya que este es el color símbolo de la marca. Incluso, las cajas en donde se colocan los cristales son de color rojo.

Este diseñador visionario, que atrae tanto piezas para gran consumo, como objetos de lujo, se divierte con los nombres de sus piezas, de una modernidad impresionante y visual precioso. Con la colección Marie Coquine – en francés coquine quiere decir divertida, maliciosa –, Starck propone varios candelabros que mezclan tendencias tanto clásicas como contemporáneas. La reinterpretación del clásico Zénith (1840), según el visionario, presenta cristales negros “como un diamante que se encuentra en las cenizas”.

Así, Baccarat se ha transformado en la empresa más reconocía de cristalería a nivel mundial; contando con obras altamente cotizadas en los más diversos ramos; haciendo del trabajo un cristal auténticas obras de arte.

Leave a Reply

[an error occurred while processing this directive]
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies