Coches de lujo

La historia de Mercedes-Benz

El origen de esta prestigiosa marca alemana data de los finales del siglo XIX. Todo comenzó cuando Gottlieb Daimler, en el año de su muerte, en conjunto con Wilhelm Maybach fundaron la DMG (Daimler-Motoren-Gesellschaft) en 1890, con el objetivo de producir el primer automóvil propulsado por un motor de combustión interna. Este era también el objetivo de Karl Benz, que para eso había fundado su empresa en 1883. El primero en alcanzar el objetivo fue Karl Benz, produciendo el primer automóvil en 1885.
La historia de Mercedes-Benz

En 1899, Emil Jellinek, un cónsul austríaco apasionado por el deporte del automóvil, comenzó a competir con un automóvil producido por el DMG, utilizando como amuleto el nombre de su hija “Mercedes” pintado en el automóvil; pero después de sufrir un accidente en una carrera de montaña, Emil Jellinek, junto con Wilhelm Maybach, decidieron desarrollar un nuevo automóvil. Este poseía una mayor distancia entre ejes, un centro de gravedad más bajo y una mayor potencia. Confiado con su éxito, Emil Jellinek encargó 36 vehículos del nuevo modelo, llegando a un acuerdo con Wilhelm Maybach para bautizar el modelo con el nombre de Mercedes, y más tarde pasaría a llamarse Mercedes 35. Debido al enorme éxito del Mercedes 35, todos los modelos producidos por DMG comenzaron a adoptar el nombre de Mercedes.

Con el inicio de la marca en 1902, Mercedes necesitaba un logotipo, y así fue que los hijos de Gottlieb Daimler propusieron la adopción de una estrella de tres puntas, diseñado en alusión a la tierra, el aire y el agua, donde los motores Daimler podrían ser utilizados. En el logotipo se añadirá un círculo exterior, siendo este cambio propuesto por Karl Benz en 1926, en el momento de la fusión de las dos marcas: DMG y Benz & Cie, dando origen a la Daimler-Benz.

Durante la II Guerra Mundial, la Daimler-Benz fue una importante productora de vehículos de combate para el ejército alemán, recurriendo para ello al trabajo de los prisioneros de guerra. Con el final de la guerra, Mercedes continuó siendo una importante marca alemana, contribuyendo a una mejora de la economía de este país. Debido a la situación económica, Mercedes se vio obligada a crear coches más baratos, dividiendo los modelos en clases.

Mercedes lanzó en 1954 el 300 SL, que fue un éxito debido a las puertas con apertura en el ala y el motor de 3000 cc con 215 cv, capaz de alcanzar los 250 km/h.

Mercedes siempre ha apostado por la competición automovilística, pero en 1955, debido a un accidente con un Mercedes 300 SLR que causó la muerte a 80 espectadores, llevó a que la marca abandonara la competición por varios años.

En 1958, Mercedes pasó a ofrecer las clases S y E. Mercedes pasó a apostar por la seguridad, introduciendo una serie los puntos sujetadores para el cinturón de seguridad. Años más tarde desarrollaría también el sistema de frenos ABS, siendo una de las primeras marcas en hacerlo.
La historia de Mercedes-Benz

En 1994, Mercedes cambió el esquema de los nombres de los modelos, pasando a agregar la motorización después de la clase.

Hoy en día, la marca es una de las principales empresas en el sector automovilístico, produciendo desde automóviles deportivos hasta camiones.

Leave a Reply

[an error occurred while processing this directive]
[an error occurred while processing this directive] [an error occurred while processing this directive]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies