Coches de lujo

La historia de la marca Harley-Davidson

Algunas de las marcas superan el producto que representan y se convierten en leyendas. En el mundo de las motos, pocas experiencias pueden ser más espectaculares que una Harley-Davidson. El ruido del motor, su estilo y toda la historia que hay detrás de ese mito, aportan un encanto único y hacen que los propietarios se sientan como una verdadera familia en todo el planeta. Os contamos cuál es la historia de la marca Harley-Davidson.

El inicio de la historia de la marca Harley-Davidson

En Milwaukee, en el estado estadounidense de Wisconsin, dos jóvenes cansados de pedalear su bicicleta decidieron instalar un motor en el marco. Con la intención sólo de tener más comodidad y practicidad, no sabían que, con ello, daban inicio a un mito de renombre mundial. Sus nombres eran Arthur Davidson y William S. Harley, respectivamente, escultor y dibujante, que se lanzaron en este inusual emprendimiento.

La primera máquina

Dice la leyenda que la primera máquina creada tuvo su carburador hecho a partir de una lata de conservas. Y, como era de esperar, nada funcionó. Después adaptaron un motor mejor, aunque, esta vez, el error fue en el marco.

Y, a partir de esas sorpresas desagradables, los dos amigos fueron perfeccionando sus creaciones. El joven Harley se inscribió en el curso de mecánica en la Universidad de Wisconsin. Posteriormente, en 1906, salieron de fábrica 50 ejemplares de lo que sería la primera motocicleta Harley-Davidson.

En el año 1907, comenzaron a obtener notoriedad en los Estados Unidos y el número de producción supera los 100 ejemplares por año. En este punto, Walter Davidson, primo de Arthur, comenzó a involucrarse en el deporte ciclista y divulgar la resistencia y la potencia de las creaciones de la marca. En el mismo año alcanzaron un puesto que les hizo ganar aún más renombre: la policía estadounidense comenzó a utilizar de motos Harley-Davidson.

Primera Harley Davidson de 1903 - La historia de la marca Harley-Davidson

Símbolo del Sueño Americano

Ya consolidada como una marca de motos de carreras, se comienzan a tener varias victorias en los años siguientes y a romper récords de velocidad de la época. En ese terreno la marca ha demostrado su fiabilidad y eficacia en el inicio del siglo, aunque hoy en día los modelos poco recuerden las motos deportivas.

Mientras reinaban en las pistas americanas, los jóvenes del país soñaban con una en el garaje. Las Harley-Davidson se convirtieron, así, después de la Segunda Guerra Mundial, en el símbolo del sueño americano. Los soldados estadounidenses que regresaban de Europa circulaban en grupo con sus Harleys usadas en la guerra y acabaron jugando un papel muy importante en la imagen de la marca para sus fans.

A principios de los años 70, el éxito de taquilla Easy Rider provocó una nueva ola de adoración para esta marca americana.

En los días de hoy

Y el mito sigue en la carretera. Más que nunca, las Harleys son el sueño de consumo de muchas personas. Todos conocemos el típico zumbido del motor y, cuando una de estas máquinas pasa por las calles, se roba las miradas de la mayoría de los transeúntes. ¿Quién no ha soñado con montar una Harley, sintiendo el viento en la cara y disfrutando de una completa libertad?

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com