Joyería de Lujo

La fascinante historia de las joyas

Hombres y mujeres siempre han empleado el uso de joyas como accesorios. Esto ha contribuido al desarrollo de la joyería como una industria. La joyería es un adorno, para el uso personal, pero también puede ser un símbolo de poder. La palabra joyería es un término proveniente de la palabra latina jocale. La primera joya fue usada por los Cro-Magnons, antecesores del Homo sapiens. Sus collares y pulseras incluían joyas hechas de hueso y de piedra. Fueron excavados recientemente granos de 100.000 años de edad hechos de la corteza de Nassarius, las que se consideran las joyas más antiguas conocidas.

La joya, en tiempos pasados, fue hecha para usos prácticos como la confección de la ropa. Hoy en día se utiliza no sólo para la decoración, ya que, como mencionamos su uso también es considerado un símbolo de estatus. Hay diferentes tipos de joyas hechas hoy. Las variaciones nuevas como las joyas del arte son conocidas por sus características artísticas. El arte aquí es más valorado que lo material.

Muchas partes de la joyería, tales como los broches, fueron hechos originalmente con propósitos funcionales. Así mismo, la joyería es también simbólica; por ejemplo, la cruz cristiana o la estrella judía son indicios de la fe religiosa que la persona sigue. Además, las parejas que usan anillos de boda son otro ejemplo de esto.

Joyas Bvulgari Bridal

Joyas Bvulgari Bridal

En el antiguo Egipto, la joyería sobresalió hace 3.000 a 5.000 años atrás. Los egipcios adoraban el brillo, la rareza y la durabilidad del oro, por lo que, por años, acumularon una cantidad abundante de oro de los desiertos de África y, más tarde, adquirieron aún más oro como tributos de los reinos capturados. En Egipto, la joya de la insignia simboliza el poder. La clase afluente usaba joyas no sólo durante su vida, sino también después de la muerte, ya que sus joyas eran enterradas junto con ellos.

En Mesopotamia la joyería era fabricada de metal con piedras brillantes y de color, como el ágata, lapislázuli, entre otras piedras preciosas. Sus formas favoritas eran hojas, espirales, conos y racimos de uvas. En esta cultura, la joyería fue creada para adornar seres humanos y estatuas.

En Grecia, las joyas eran hechas de oro, plata, marfil, piedras preciosas, bronce y arcilla. Más tarde adoptaron diseños asiáticos después de las conquistas de Alejandro. Inicialmente influenciado por las joyas europeas, el advenimiento del reinado Romano en Grecia el 27 BC, trajo cambios significativos.

Aunque influenciados por la cultura Romana, los proyectos indígenas sobrevivieron. El ornamento más común de la antigua Roma era el broche, que se empleaba para fijar la ropa. Utilizaron el oro, el bronce, el hueso, los granos de cristal y la perla. Aproximadamente, durante 2.000 años, importaron los zafiros de Sri Lanka y los diamantes de la India. Aunque las esmeraldas y el ámbar también fueron usados.

Por su parte, en la Edad Media y el Renacimiento, durante siglos, en la Península Itálica se crearon broches, collares, pendientes y pulseras de oro crudo. Conocido como el sucesor oriental de los Romanos. El imperio bizantino continuó la tradición Romana, aunque los símbolos religiosos fueron predominantes. El pueblo Bizantinos preferían el oro ricamente adornado con piedras preciosas. La joyería era usada principalmente por mujeres ricas, mientras que los hombres se limitaron a usar un anillo.

Como hemos visto, en la historia antigua, la joyería sirvió para varias funciones; desde demostrar poder hasta sostener ropajes. A partir de la época moderna, las joyas comenzaron, poco a poco, a perder su valor como objetos útiles, y se empezaron a emplear casi exclusivamente como accesorios de lujo. Hoy en día, podemos encontrar una amplia diversidad de joyas, aunque la mayoría de ellas orientada a la función antes mencionada; joyas de los más variados precios, diseños y materiales.

Leave a Reply