Lifestyle

Flores y plantas. Cómo cuidar las plantas de interior

Las flores y plantas constituyen el reino vegetal.

La mayoría de las plantas poseen flores, y se trata de los vegetales más evolucionados, mientras que las plantas sin flor, son las más primitivas que existen.

Las flores y plantas, realizan su reproducción de diversas maneras, las plantas con flores mediante semillas que están ubicadas dentro de frutos, y las plantas sin flores, lo hacen mediante esporas.

Variedades de flores y plantas para jardinería: Dentro de las variedades de flores y plantas para jardinería, tenemos las de interior y las de exterior.

Las flores y plantas de interior, son las que se cultivan en ambientes cerrados, son plantas que proceden del exterior, pero que se adaptan fácilmente a los espacios cerrados, siempre que estos reproduzcan las condiciones de su vida natural. Las flores y plantas de exterior, son las que se cultivan al aire libre, son más resistentes a los cambios climáticos.

Flores y plantas para todos

Flores y plantas para todos

Requerimientos de flores y plantas de interior

Luz: las flores y plantas de interior requieren un cierto período de luz abundante por día. En caso de que requieran de exposición directa al sol, se las colocará junto a una ventana por la cual penetre el sol, o se pueden dejar en el exterior por unas horas. La falta de luz provoca un alargamiento y debilitamiento del los tallos, pérdida del color, y de las hojas. Otras plantas no toleran el sol directo, y se queman si son expuestas.

Temperatura: la temperatura necesaria para flores y plantas, varía de acuerdo a la etapa de desarrollo de la planta, en la siembra, germinación y reproducción, las temperaturas pueden oscilar entre 16-28°C. La floración requiere temperaturas mayores. La falta de calor, retrasa el crecimiento.

Humedad: las flores y plantas de interior, necesitan ciertos niveles de humedad para no secarse. Si la humedad ambiente es muy baja, podemos pulverizarlas, pero sin mojar las flores. Las plantas jóvenes requieren un regado seguido, pero de menor intensidad, y las plantas maduras requieren bastante agua, pero con intervalos largos. En invierno, se debe disminuir el riego.

Fertilización: la fertilización depende de la especie, edad, y estación del año. La escasez de alimento retrasa el crecimiento y la floración. El exceso es perjudicial.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com