Lifestyle

Diferentes formas de casarse

La forma en que una pareja celebra el matrimonio dejó de ser algo protocolario, estándar y formal. Ya no sólo importa el qué, sino el cómo, y por eso, las locaciones y las vestimentas son cada vez más “hechas la medida” de cada personalidad.

Bodas exprés

Si estás a punto de salir de luna de miel, pero aún no te has casado, no hay problema. Sólo tienes que estar presente en alguno de los aeropuertos donde esté en activo Schiphol Weddings.

Esta empresa holandesa ha hecho dinero con los que optan por contraer matrimonio en el aeropuerto y salir de inmediato al viaje de bodas. Dentro de sus atractivos paquetes destacan cuatro, claro todos se realizan en el mismo aeropuerto o aviones.

Uno consiste en casarse en una sala de la terminal o en una planta de una torre con buenas vistas a las pistas, con una recepción en la terraza de la torre y la posibilidad de pasar la noche en la estación aérea y tomar un avión a la mañana siguiente.

Los nostálgicos optan por contraer matrimonio en el interior de un antiguo avión DC-3 “Dakota” —totalmente ambientado como en los años 30— e incluso dar un paseo a un máximo de 25 invitados en la aeronave.

Para los prácticos se ha diseñado el modelo Say yes and go (Di sí y vete). Como su nombre lo indica, el servicio es rápido, una vez que se firmó la unión, los novios salen viaje.

Boda exprés

Boda exprés

Amor en verde

¿Cómo más podrían festejar su enlace un miembro de Greepeace con una defensora de la mariposa monarca, sino con una boda a la medida de sus convicciones?

Una boda ecológica no sólo intenta dañar lo menos posible al ambiente, también busca remediarlo; además, puede representar un gasto mucho menor que el de una boda tradicional.

Esta moda en los casamientos tiene mayor éxito en la Gran Bretaña, pero su sencillo desarrollo hace que se puedan efectuar en cualquier parte del mundo.

Tener una “boda verde” significa cuidar al mundo en cualquier aspecto. Algunas ideas son: un vestido de bodas rentado, prestado o de segunda mano, invitados que llegan en bicicleta y comida orgánica para el banquete.

Y ya entrados en el compromiso con el planeta, los invitados también se ponen a tono con sus regalos. En lugar —o además— de dar un obsequio a los novios, los invitados pueden hacer un donativo a grupos ambientalistas.

Queda prohibido poner adornos de plástico, tirar arroz u otras acciones que signifiquen desperdicio y contaminación. Se pueden hacer invitaciones y decorados con materiales reciclados.

Esponsales olímpicos

El 8 de agosto es el día más afortunado del calendario para la tradición oriental y por tal motivo, todos los años, miles de chinos se casan en dicha fecha.

Esta superstición invadió al 2008 por partida doble, ya que ese día es cuando comienzan los Juegos Olímpicos en Beijing, y a la vez se espera una avalancha de “bodas olímpicas”.

Dado el acontecimiento deportivo y el día de la fortuna, la demanda de enlaces creció, pero como el evento hará que la gente esté ocupada, los juzgados estarán cerrados.

Por ello, casarse el 8 del mes ocho en el 2008 era cuestión de suerte. Y dos mil ocho parejas tuvieron asegurado ese honor, y como sede, nada más que el monumento más famoso de China, la Gran Muralla.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com