Lifestyle

Cuidado de los pies

Nuestros pies nos sostienen todo el día, sin embargo pocas veces nos damos el tiempo para darles el cuidado que necesitan…

Al parecer los pies suelen quedar de relegados, pero para que en el verano usted no tenga que esconder los pies debajo de la arena de la playa, présteles más atención y siga nuestros consejos.

Nuestros pies están más expuestos en verano que en invierno. Sin embargo, conviene cuidarlos todo el año para lucirlos bellos en la época de más calor.

Además, al igual que las manos, revelan el paso del tiempo. Por lo tanto, requieren atención.

La piel de los pies es más gruesa que la del resto del cuerpo, salvo en la zona del empeine. Los pies hinchados, demasiado pulidos o de una tonalidad diferente a la normal son síntomas de que algo no está funcionando correctamente.

Embellecerlos es una forma de mimarlos y atenderlos. Estas son algunas sugerencias para que tus pies luzcan más lindos.

• Después del baño, es recomendable utilizar la piedra pómez para eliminar las impurezas. Frota suavemente desde los tobillos hasta la punta de los dedos. Notarás la diferencia si lo haces diariamente.

• Si las durezas perduran recurre al podólogo.

• Una buena pedicura debe durar unos 15 días.

• Si la piel de tus pies se arruga después de la ducha, usa una crema humectante o nutritiva a base de vitamina A.

• Realiza un pulido casero con microgránulos de sílice una vez por semana. La piel se aclarará y se renovarán las células muertas.

• El baño de perejil mejora la circulación. Prepararlo es muy fácil: hierve en agua un atado de perejil, déjalo macerar y cuélalo. Coloca los pies sobre el caldo y déjalos descansar unos 30 minutos.

Cuidado de los pies

Cuidado de los pies

Receta Casera Para los Pies

Para suavizar las callosidades y eliminar las células muertas, te recomendamos preparar la siguiente receta:

Ingredientes:

2 bolsitas de té de menta.
½ limón.
¼ de taza de aceite de oliva.
Una pizca de sal.

Pasos:

Coloca las bolsitas de té en un recipiente lleno de agua tibia. Remoja tus pies por unos 10 minutos en la frescura de la menta. Retíralos del agua y sécalos. Corta el limón por la mitad y espolvoréalo con la sal. Frota tus talones y pantorrillas con el limón para deshacerte de la piel muerta. Luego enjuaga tus pies en el té.

Calienta una toalla humedecida en el microondas por 30 segundos. Aplica el aceite en tus pies y dedos con una brocha y envuélvelos con la toalla para que el calor acelere la absorción del aceite. Después de 10 o 15 minutos, retira la toalla sin enjuagar los pies. Notarás la suavidad de inmediato. Si puedes, realiza esta rutina periódicamente para acelerar y mantener los resultados.
Termina con un Masaje

Nada mejor que un buen masaje en los pies para aliviar tensiones, descontracturar, evitar calambres en la zona, y disminuir el estrés. Puedes realizarlos en cualquier momento. Sólo necesitas un lugar confortable y ropa cómoda.

a) Para realizar el masaje puedes utilizar todos los dedos de la mano. Sin embargo, los especialistas recomiendan usar sólo el pulgar.

b) Para comenzar, toma un pie con las dos manos y empieza a masajear los dedos. Luego y a medida que vayas avanzando, sigue con los músculos y la planta sin presionar demasiado.

c) La primera sesión de masajes debe durar 20 minutos aproximadamente. No te asustes si al día siguiente, notas cansancio en la zona trabajada. Es normal ya que el pie ha recibido una gran estimulación.

d) Las sesiones siguientes podrán ser más largas. Puedes probar con 15 minutos en cada pie.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com