Lifestyle

Cómo darse un baño relajante

El baño es, desde tiempos remotos, un momento privilegiado que evoca regeneración y pureza. Los beneficios para el cuerpo y la mente son numerosos si se le dedica el tiempo necesario.

Al envolvernos en el líquido elemento las tensiones se disipan y nos acercamos al paraíso.

Es un momento de lujo y refinamiento: un placer accesible de sensaciones olfativas que nos transportan y nos ayudan a encontrarnos a gusto con nosotros mismos.

Es un momento de belleza en el que cada mujer se transforma en una Venus.

DARSE UN BAÑO RELAJANTE UNA VEZ A LA SEMANA

A pesar de tantas virtudes como tiene el baño, no hay que someter con frecuencia a la piel a esta fatiga diaria, que la deshidrata y la ablanda…

Es preferible disfrutar de este momento de placer sólo uno o dos días por semana, a modo de descanso o relajación (posiblemente el sábado o el domingo) y darse los demás días una ducha tonificante.

Tomar un baño relajante

Tomar un baño relajante

EL RITO DEL BAÑO

Aunque sea una vez a la semana, haga del momento del baño un rito. Tenga dispuesto a mano todo lo que pueda necesitar: cremas, toalla, etc.

Cree un ambiente acogedor en el cuarto de baño: procure que esté caliente (alrededor de 22º), ponga una luz más bien tenue o encienda velas, coloque una casete con música ambiental relajante y elija los productos de baño con su perfume favorito.

Aproveche mientras esté en el agua para aplicar una mascarilla purificante, hidratante o relajante sobre la cara. Es una excelente terapia.

1. Caliente el agua hasta una temperatura que no sea demasiado caliente ni demasiado fría.
2. Desconecte el teléfono si no espera ninguna llamada importante, no hay nada más molesto que un timbre que no para de sonar.
3. Encienda unas velas para crear un ambiente de paz. Si además son aromáticas, potenciará el poder del aceite esencial.
4. Aproveche para aplicar algún tipo de mascarilla relajante e hidratante en la cara.
5. Cierre los ojos durante diez minutos y olvídese de todo.
6. Antes de introducirse en la bañera, tenga a mano la toalla y la crema corporal para aplicarla nada más salir.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com