Lifestyle

Blefaroplastia, ojos como nuevos

La operación que corrige los prematuros signos de envejecimiento alrededor de la delicada zona de los ojos es una de las más recurridas entre las mujeres. La blefarolplastía es la operación que se ocupa de la corrección estética de los párpados. La zona orbitaria de los ojos es una de las más y más precozmente castigadas en cuanto al envejecimiento; el estrés, horarios laborales extremados y la edad producen cambios en esta zona que determinan una mirada triste o cansada.

Los signos claves son:

  • Aparición de bolsas de grasa alrededor de los ojos.
  • Exceso de piel, sobre todo en párpado superior.

En la zona periorbitaria acontecen otros signos, tales como la ojera (acentuación del surco entre el párpado y el pómulo) y las patas de gallo (debido a la actividad del músculo orbicular de los párpados).

La cirugía de los párpados presenta muchos cambios en cuanto a técnicas para evitar las secuelas. Es una zona muy delicada, con unas estructuras muy finas, y la posterior cicatrización influye decisivamente en el resultado, especialmente en el párpado inferior. Uno de los estigmas de la cirugía de los párpados es el llamado “ojo redondo“, en el que el párpado inferior desciende y determina que se vea el blanco del ojo.

La operación se lleva a cabo con anestesia local o anestesia local y sedación. La práctica más habitual actualmente es:

Párpado superior: extirpar la piel sobrante que hace que el párpado se note como pesado y cansado. También se extirpan las bolsas de grasa, comúnmente la más interna que determina la aparición de una bolita justo encima del canto interno. La cicatriz resultante queda justo en el surco del párpado y no es visible.

Párpado inferior: el problema principal suelen ser las bolsas de grasa interna, media y lateral. Usualmente se extirpan a través de una cicatriz dentro del párpado (transconjuntival), de manera que no sea visible. El ojo no se afecta para nada. Las pequeñas arrugas se tratan con láser o peeling. Si hay exceso importante de piel, se puede extirpar un poco dejando una mínima cicatriz justo debajo de las pestañas.

La ojera se trata rellenando el surco con las propias bolsas de grasa o infiltraciones de grasa, obtenida de liposucción de otras zonas del cuerpo.

Blefaroplastia

Blefaroplastia

Cuando hay flaccidez del párpado, se da un punto que fija el párpado inferior al hueso, para impedir que luego la cicatriz lo traccione y se produzca el síndrome del ojo redondo. Este punto también se da cuando se pretende dar una forma más almendrada al ojo (el canto externo ha de estar 1-2 mm por encima del nivel del interno).

Los puntos se quitan a los cinco o siete días. A partir de entonces, el ojo ya se puede maquillar. Es normal tener inflamación durante un tiempo y notar ciertas molestias sobre todo con la luz, frío o humo.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com